La cala Caló des Moro

La cala Caló des Moro

La cala Caló des Moro

La vida no sólo fluye en verano por la isla de Ibiza, el frío del invierno no es ningún impedimento para frenar al visitante en su afán de conocer la faceta invernal de esta preciosa isla del Mediterráneo, ni tampoco pasearse por la orilla de una cala como Caló des Moro mientras se disfruta de un paisaje único.

Esta cala de Ibiza tiene dos puntos fuertes que la hacen uno de los destinos más atractivos, es una cala familiar y a su vez muy tranquila, en invierno uno puede perderse en sus pensamientos mientras recorre con la mirada sus aguas cristalinas al cobijo que ofrecen las montañas que la flanquean.

Los accesos son muy buenos, hay sitio para aparcar con facilidad y esta llena de servicios, por no hablar de que está muy cerca del núcleo de San Antonio. Un remanso de paz para disfrutar con toda la familia en cualquier época de año, haga sol o haga frío, es un destino más que recomendable para visitar.